Reseña a la minificción: Máquinas breves y otras perversiones

Ficha Técnica:

Obra: Máquinas breves y otras perversiones (minificción)

Autores: Maribel Castillo, Roger Guzmán, Denny Romero, Manuel Barrera Ibarra, Edgar Iván Hernández, Ana Torres Licón, Ángel Rivera.

Editorial: ESTRO ediciones.

Fecha publicación: marzo 2021 (1ra. edición).

Número de historias: 29 perversiones y una adicional.

N° de Págs.: 68.


Sobre la minificción

Hablar sobre minificción como género literario es bastante complejo para alguien ajeno a los conocimientos técnicos de la literatura; aunque si hay que tener presente algunos detalles sobre el concepto en general. El mejicano Lauro Zavala, investigador y estudioso sobre la minificción señala que se caracteriza por ser un texto experimental de extensión mínima que incluye elementos literarios como la ironía o la paradoja. La venezolana Violeta Rojo, especializada en minificción concuerda con estas características, considerando una hibridación genérica entre el humor, la ironía, la intertextualidad y la metaficción. En términos generales, le permite al lector de forma reflexiva o autoconsciente recordar que está ante una obra de ficción, y juega a problematizar la relación entre esta y la realidad.

Yo más bien diría a raíz de mi experiencia con la minificción, que busca estremecer al lector, independientemente de una intensión sana o insana, por ello haré una reflexión personal de lo que compete este artículo, sin hacer destripe sobre la propuesta literaria «Máquinas breves y otras perversiones: minificción».


Un recuerdo al brevicuento.

En el mundo posmoderno se ha integrado una variedad de influencias literarias, en El Salvador, con el género del «brevicuento» sobresale el escritor, dramaturgo y periodista santaneco Álvaro Menén Desleal (pseudónimo de Álvaro Menéndez Leal), quien se destacó como autor de minificciones, muchas de las cuales integran antologías de la especialidad en español, inglés, francés y otros idiomas. Se hace mención de él, debido a que arranca esta propuesta literaria recordando uno de sus brevicuentos publicados en la obra «13 Brevicuentos para leer en el avión» que apareció por primera vez en la revista mexicana El Cuento, en el año de 1972.

Álvaro Menen Desleal. Foto. Caravasar Libros (2017)

Los 7 perversos

Arriba de izquierda a derecha: Maribel Castillo, Roger Guzmán, Denny Romero; abajo de izquierda a derecha: Manuel Barrera Ibarra, Edgar Iván Hernández, Ana Torres Licón, Ángel Rivera. Foto. Collage a partir de la página web ESTRO ediciones.

1. Maribel Castillo. (Ciudad Barrios, San Miguel. 1994)

Iniciamos el recorrido de escritores. Maribel nos proporciona 4 historias en las que resalta un marcado estilo narrativo con mezclas poéticas. Sus temas centrales abordan la pérdida, la soledad y las faenas que las causan, generando así los fantasmas de los recuerdos, llenos de amor y sus respectivas tragedias.


«Bajo una tarde», es mi favorito, no solo por los "multiversos" de la clase trabajadora. Sino por la oculta crítica de las clases sociales, me encantó la ironía con la cual acaba su relato.


2. Roger Guzmán. (San Salvador, El Salvador. 1981)

Roger nos proporciona 2 historias basadas en hechos reales. Algo sobresaliente es el instinto de cazador para seleccionar historias, me permitió buscar fuera del libro para entender el contexto de estas, y sobre todo, por hacerlo bien, sus técnicas en el suspenso son bien aplicadas. El estilo descriptivo que en la minificción a veces juega en contra, se diluye entre el encanto del desarrollo de las tramas.


Mi favorito «No podía creer lo que había olvidado», me provocó esa inquietud pertinente en el género, además, da auspicio de la literatura policiaca tan poco prevalente en el país, vale mucho la pena darse una investigación para desenredar los cabos sueltos.


3. Denny Romero. (San Miguel, El Salvador, 1994)

Es importante especificar que en uno de sus 2 relatos utiliza el recurso de la ficción breve (<1,000 palabras escritas), obteniendo el más extenso de todos los presenten en la obra, haciendo honor al nombre de esta propuesta «Máquinas breves y otras perversiones», esta peculiaridad “pervierte” al lector cuando ya ha realizado el calentamiento con la lectura de las historias predecesora, que no superan las 300 palabras escritas.


Podría autoproclamarme un aficionado de las letras, y cuando las alegorías literarias son la amalgama de la magia en la escritura me resulta difícil descifrarlo. Sus 2 historias están llenas de paradojas, y de un juego imaginario interesante que revoca releerle para revelarlos. Cada interpretación es subjetiva y depende de las apreciaciones del lector. Estas historias brindan la potestad de las calamidades, de aquellas originadas por nosotros mismos, a raíz de nuestras decisiones. Mi favorito refleja ese detalle «Devorando a Virgilio».


4. Manuel Barrera Ibarra. (Usulután, El Salvador, 1969)

El segundo de los escritores de mayor edad, cualidad que de seguro le ha funcionado para aprender de los riesgos, así como la valentía de escribir 3 minificciones anecdotarios de la realidad salvadoreña y de los modelos estratégicos que las pandillas hacen para "coexistir" con la sociedad, y como el resto de la población también lo hacen para sobrevivir. Maneja un humor situacional y peligroso, porque hablar de experiencias de pandillas no suele ser muy común, algo es seguro, Christian Poveda estaría orgulloso de sus relatos. Mi favorito es «La Jauría y Sabina».


5. Edgar Iván Hernández. (Cojutepeque, Cuscatlán, El Salvador, 1965)

Ahora conoceremos al primer escritor con mayor edad y trayectoria en esta propuesta de minificcionistas. Por su parte, el dominio del género es uno muy evidente, en su larga trayectoria ha consumado estudios sobre este. Si bien su carrera impresiona; sus relatos brillan en este libro, no solo porque sean 5 los incluidos, quizá por las medidas de sus palabras y la buena sensación de leerle, dejando ese sentimiento de "peculiaridad-reflexiva" que es características. Se recomienda seguir investigando el mundo de la "brevedad" del escritor. Mi favorito fue «La cama de Luis G», porque juega con la ironía ácida y desentendida del humor negro. 


6. Ana Torres Licón. (Chihuahua, México, 1982)

Que es una compilación de autores sin una invitada especial, está la presencia de la rapsoda mejicana Ana Licón, brindando su faceta internacional. Ella nos presenta lo que he denominado «La Lluvia de Microrrelatos», cuenta con un total de 10, y con suma maestría juega con el género, brindándonos un pequeño paseo entre calamidades, mostrando el vicio de las falsas apariencias, de las sensaciones de soledad, sentimientos de pérdida y la inocencia ante la muerte, con un marcado humor negro. Pero lo más sorprendente, es que, entre ese matiz oscuro, brilla uno con sutileza, y es donde se encuentra para mí el más tierno de todos los escritos en esta propuesta literaria, que también fue mi favorito de la autora «Promesas Nupciales».


7. Ángel Rivera. (San Salvador, El Salvador, 1979)

Para hacer la reflexión de este escritor, haré un experimento y creo que el lector se percatará de ello. Ángel es un inquisidor de la inocencia, la degüella con su falta de anestesia ante el aire erótico de sus relatos, diría yo que, en efecto, para el final de este libro el lector se comerá la "cereza" del pastel. Sus historias son directas, sin filtro y pudor, brinda la oportunidad de ejercitar la retina imaginaria de posibles anécdotas que quedan para toda la vida, es lo que se expresó al inicio, problematizar la relación entre la ficción y la realidad. Mi favorito es «El Cumpleaños de Lito», por su presencia detallada típica de la comedia romana.


Sin lugar a dudas, la minificción es una corriente literaria relativamente joven, en la última década se han conocido esfuerzos centroamericanos para vigorizarla. Esta propuesta desde el ombligo de América es lúcida, bastante refrescante. Con facilidad se presagia el crecimiento del género en el país. Máquinas Breves y otras perversiones, hace honor a su nombre por la gama de tragedias que nos acaudalan. Sobre todo, nace sobria de grandezas siendo una literatura hecha por escritores prominentes. 


Referencias.

Castillo, M., Guzmán, R., Romero, D., Barrera, I. M., Hernández, E. I., Torres, L. A., & Rivera, Á. (2021). Máquinas breves y otras perversiones (Minificción). Primera ed. San Salvador, El Salvador: ESTRO ediciones. 68 págs.

Menén, Desleal A. (2017). 13 Brevicuentos para leer en el avión. Caravasar Libros. https://drive.google.com/file/d/0BzJ6pg3blqxTRWJYT3RvVlk5V0U/view

Rojo, Violeta (2015). Breve e incompleto acercamiento a una posible historia de la minificción. Minificción, 20, 89-99. http://ojs.unidiversidad.com.mx/index.php/uni/article/view/114

Zavala, Lauro (2007). De la teoría literaria a la minificción posmoderna. Ciências Sociais Unisinos, 43(1), 86-96. https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=93843109


yo original
Arnold Bolaños

Psicólogo, educador, escritor aficionado, creador y editor del podcast «Desde mi tierra: cuentos y más»

One Reply on “Reseña a la minificción: Máquinas breves y otras perversiones”

Comments are closed.